push your limits

Por frantsanchez


frantsanchez:
"Cuando me exploré la Casa de Campo iba con la mentalidad de la bici (que es a lo que le he dado toda la vida) y se me vinieron al suelo todos los esquemas. Tuve que hacerlo en dos veces y dejarme zonas sin rodar. Apenas me hice seis km en cada sesión y acabé mataito.
Para empezar, la media que puedes sacar en llano no llega a la de alguien haciendo footing en cuanto el asfalto no colabore un poco.
En segundo lugar, cuando hay que patear porque el llano no lo es tanto, las piernas se cansan. Mejor dicho: la que rema se jode y la que va en la tabla se cansa (así que, en efecto, hay que entrenar la resistencia un poquito). Hay que ir alternando regular y goofy para repartir el tipo de castigo entre las dos patas. Muy importante tambien plantearse la posibilidad de avanzar bombeando siempre que sea posible.

En tercer lugar, hay que tener en cuenta que el ejercicio de ese tipo, sostenido y más allá de un par de horas, requiere ciertas precauciones, como zampar y beber preventivamente para que no te de una pájara (los que hacemos bici sabemos bien de qué hablo, ¿verdad Gonza?). Hay que llevar energía instantánea e hidratación a poco que la cosa vaya a durar tres o cuatro horas. Y no te digo nada si se trata de un viajito.
Cuarto: el calor y el sol son otros enemigos que hay que tener muy en cuenta. En bici la velocidad te refrigera un poco por el roce con el aire, pero en el skate y llaneando no confiemos en beneficiarnos de ese efecto, que empieza a notarse alrededor de los 20 km/h.
Se me ocurren más inconvenientes, pero con estos yo ya me estoy picando bastante.

¿Cuándo empezamos?"

2 comments:

 
Subir